Entre las buenas nuevas que se han generado en los últimos tiempos en el ámbito de la oncología y específicamente, en el combate al cáncer, destaca un adelanto médico y científico de gran valor.




La braquiterapia se coloca actualmente como una excelente opción entre los tratamientos empleados para destruir células cancerosas, así como lo hace la radioterapia, pero con la diferencia que la braquiterapia lo hace de manera interna.




También conocida como radioterapia interna, la braquiterapia coloca los isótopos radiactivos, dentro o lo más cerca posible del área afectada por el cáncer. Esto se logra a través de un procedimiento quirúrgico, mediante un catéter, por donde se inserta el implante, con altas o bajas dosis de radiación, dependiendo la gravedad.




Entre las principales ventajas de la braquiterapia, destacan:




-Acción efectiva al atacar al tumor directamente.



-No daña tejidos y órganos circunvecinos.



-La duración del tratamiento es menor, con relación a otros. (4 días aproximadamente).



-Produce efectos secundarios menos agresivos.



-El tiempo de curación y recuperación es menor.




Si deseas saber más sobre este procedimiento de radiación interna y otros métodos novedosos y eficaces para combatir el cáncer, acude con un oncólogo de gran experiencia y preparación, como lo es el Dr. Jonás Maya Ochoa, quien te atenderá con gusto.