El antígeno prostático específico es producido por las células de la glándula prostática y se encuentra de forma principal en el semen y en pequeñas cantidades dentro de la sangre. Esta es una prueba que puede utilizarse como un método de detección temprana para saber si existen signos de cáncer y para recomendar la realización de una biopsia de la próstata.

Los niveles normales del antígeno prostático en hombres sin cáncer son, generalmente, menores a 4 nanogramos por mililitro de sangre. Esto significa que niveles mayores pueden ser indicativo de la presencia de cáncer de próstata. Mientras más alto el nivel, las probabilidades de tener este padecimiento aumentan considerablemente.

Cuando se recibe un resultado que sobrepase los niveles normales, pueden seguirse dos caminos distintos: Esperar un poco de tiempo y realizar nuevamente la prueba o hacer una biopsia prostática para descartar la presencia de cáncer. Dependerá de su médico y de usted elegir el camino a seguir. Incluso hay doctores que prefieren hacer una biopsia cuando los niveles del antígeno se acercan a los límites y no cuando ya los ha sobrepasado.

Es importante saber que existen factores que pueden afectar los niveles del antígeno prostático como la edad, haber eyaculado o utilizar la bicicleta, por solo mencionar algunos, así que es importante que tu médico te comunique cuáles son para descartar un resultado alterado.

Si tienes alguna duda o deseas obtener una valoración médica confiable, no dudes en consultar al Dr. Jonás Maya Ochoa, quien te brindará la ayuda que necesitas. Contáctalo.