Cuando nos enteramos que una persona cercana (familiar, amigo, compañero de trabajo, etc.) tiene cáncer, se vuelve muy complicado encontrar las palabras para darle aliento o simplemente entablar una conversación lo más normal posible.


Los especialistas en el tema recomiendan ciertos puntos de los que es posible hablar con una persona con cáncer y cuáles es mejor evitar a toda costa. Aquí te enlistamos los principales:


  • Debemos dejar que la persona hable y nosotros escucharlo pues ante tal situación tiene cosas qué decir y debemos intentar comprender cómo se siente.
  • No importa qué sentimientos tenga, positivos o negativos, nunca hay que reprocharle nada.
  • Deja que el paciente tome la iniciativa para comenzar una conversación; si la inicias tú y él la evita es mejor no insistir.
  • Mantén el contacto visual, velo directo a los ojos y no hacia otras partes del cuerpo ya que esto hará que se sienta escuchado y exista un valor en su presencia.
  • Siempre que puedas, abrázalo.
  • Nunca intentes darle consejos o decirle “sé cómo te sientes”.
  • Nunca le digas que su cáncer no es tan grave porque eso minimiza su caso y denigra su persona.
  • Sigue haciendo, en la medida de lo posible, las actividades cotidianas como ir al cine, al supermercado, a jugar, ver películas, etc.
  • Evita sermones de autoestima o mensajes positivos ya que pueden resultar contraproducentes y generar sentimientos de culpa en el paciente.
  • Visita a tu conocido de manera frecuente y no sólo cuando recibas la noticia. Procura estar en comunicación para que no se sienta solo.
  • Si sientes ganas de decir algo, dilo siempre y cuando las palabras y los actos sean de corazón.
  • Sé tú mismo y trátalo como si no tuviera esta terrible enfermedad, hacerlo feliz de manera natural será un gran regalo para él o ella.



Fuente: clarin.com